¿Qué pasa si trabajo estando jubilado?

Introducción

La jubilación es un momento en la vida en el que muchos trabajadores esperan disfrutar de su tiempo libre y descansar después de años de trabajo duro. Sin embargo, algunos jubilados deciden seguir trabajando por diversas razones, ya sea para mantenerse activos, para ganar un dinero extra o simplemente porque disfrutan de su trabajo. Pero, ¿qué sucede si trabajas estando jubilado? ¿Cómo afecta esto a tu pensión y a tus obligaciones fiscales? En este artículo, exploraremos todas las implicaciones de trabajar estando jubilado y cómo hacerlo de manera efectiva sin perder tu pensión.

¿Cómo trabajar sin perder la pensión?

Si estás jubilado y planeas seguir trabajando, es importante que comprendas cómo afectará esto a tu pensión. En la mayoría de los casos, si recibes una pensión de la Seguridad Social, puedes trabajar mientras recibes la pensión, pero hay algunos límites. Si superas ciertos ingresos, es posible que se reduzca el monto de tu pensión. Para evitar esto, es importante que conozcas los límites de ingresos y cómo funcionan.

El límite de ingresos para el año 2021 es de $18,960. Esto significa que si ganas más de esa cantidad, tu pensión se reducirá en $1 por cada $2 que ganes por encima de ese límite. Por ejemplo, si tu pensión es de $1,500 al mes y ganas $2,500 al mes trabajando, tu pensión se reducirá en $250 al mes (la mitad de los $1,000 que ganas por encima del límite). Es importante tener en cuenta que este límite se aplica solo a los ingresos que obtienes por trabajar, no a otros ingresos como dividendos, intereses o ganancias de capital.

Si trabajas después de la edad de jubilación completa (FRA), que varía según tu año de nacimiento, no hay límites en cuanto a cuánto puedes ganar sin afectar a tu pensión. Además, si te jubilaste antes de alcanzar la FRA y regresas a trabajar después de haber alcanzado la FRA, puedes ganar cualquier cantidad sin afectar a tu pensión.

¿Cómo cobrar el 100% de la pensión y seguir trabajando?

Si deseas seguir trabajando después de la jubilación pero no quieres que se reduzca tu pensión, hay varias opciones disponibles. Una de ellas es retrasar el cobro de la pensión hasta alcanzar la FRA. Si lo haces, puedes obtener el 100% de la pensión y seguir trabajando sin afectar a tu pensión.

Otra opción es usar la Regla de Ganancias Anuales Especiales (SGA, por sus siglas en inglés). La SGA se aplica a personas que tienen discapacidades y desean trabajar sin perder su pensión. Si ganas más de la SGA, que para el año 2021 es de $1,310 por mes, se considera que estás realizando un trabajo sustancial y se te puede considerar capaz de trabajar. Sin embargo, si ganas menos de la SGA, es posible que puedas trabajar y seguir recibiendo tu pensión.

¿Qué pasa si contrato a un jubilado?

Si eres un empleador y estás considerando contratar a un trabajador jubilado, hay algunas cosas que debes tener en cuenta. En primer lugar, un trabajador jubilado puede tener ciertas limitaciones físicas o de salud que debes tener en cuenta. Además, como empleador, debes asegurarte de cumplir con todas las leyes y regulaciones aplicables, como las leyes de discriminación por edad.

En cuanto a las obligaciones fiscales, debes retener los impuestos federales y estatales sobre la renta de los salarios del trabajador jubilado. Además, si el trabajador jubilado está recibiendo una pensión de la Seguridad Social, debes asegurarte de que no supere el límite de ingresos mencionado anteriormente para evitar que se reduzca su pensión.

¿Qué debe cotizar un trabajador jubilado?

Si eres un trabajador jubilado que ha decidido seguir trabajando, debes saber que aún tienes la obligación de cotizar para la Seguridad Social y Medicare. Esto significa que tu empleador debe retener los impuestos de la Seguridad Social y Medicare de tus salarios.

La tasa de impuestos de la Seguridad Social es del 6,2% para los empleados y del 12,4% para los trabajadores autónomos. La tasa de impuestos de Medicare es del 1,45% para los empleados y del 2,9% para los trabajadores autónomos. Es importante tener en cuenta que estos impuestos se aplican a todos los ingresos que obtienes por trabajar, no solo a los ingresos que superan el límite de ingresos mencionado anteriormente.

Consecuencias de trabajar estando jubilado

Aunque trabajar estando jubilado puede tener algunos beneficios, también puede tener algunas consecuencias negativas. Una de ellas es que puede afectar tu pensión si ganas más allá del límite de ingresos. Además, trabajar estando jubilado puede afectar tus beneficios de Seguridad Social si comienzas a recibirlos antes de la FRA.

Otra consecuencia negativa es que trabajar estando jubilado puede ser estresante y agotador, especialmente si tienes problemas de salud o si estás trabajando en un trabajo que no disfrutas. También puede ser difícil equilibrar el trabajo con las responsabilidades familiares o los intereses personales.

Preguntas frecuentes

¿Puedo seguir trabajando después de alcanzar la FRA sin afectar a mi pensión?

Sí, si trabajas después de alcanzar la FRA, no hay límites en cuanto a cuánto puedes ganar sin afectar a tu pensión.

¿Puedo retrasar el cobro de mi pensión para obtener el 100% de mi pensión?

Sí, si retrasas el cobro de tu pensión hasta alcanzar la FRA, puedes obtener el 100% de tu pensión y seguir trabajando sin afectar a tu pensión.

¿Puedo seguir trabajando si recibo una pensión de la Seguridad Social?

Sí, puedes trabajar mientras recibes una pensión de la Seguridad Social, pero hay límites de ingresos que debes tener en cuenta para evitar que se reduzca tu pensión.

¿Tengo la obligación de cotizar para la Seguridad Social y Medicare si estoy trabajando estando jubilado?

Sí, si estás trabajando estando jubilado, aún tienes la obligación de cotizar para la Seguridad Social y Medicare. Tu empleador debe retener los impuestos correspondientes de tus salarios.