¿Qué pasa si doy los 16 dígitos de mi tarjeta? ¡Cuidado con el fraude!

Introducción

En la era digital en la que vivimos, las tarjetas de débito y crédito se han convertido en una herramienta esencial para realizar compras en línea y en tiendas físicas. Sin embargo, muchos usuarios tienen dudas sobre qué información deben proporcionar al realizar una transacción en línea o por teléfono. En este artículo, abordaremos la cuestión de qué pasa si damos los 16 dígitos de nuestra tarjeta, y por qué es importante tener cuidado con el fraude en línea.

¿Qué pasa si doy los 16 dígitos de mi tarjeta?

Si proporcionamos los 16 dígitos de nuestra tarjeta de débito o crédito, estamos dando acceso a toda la información de nuestra cuenta. Esto incluye el número de cuenta, la fecha de vencimiento y el código de seguridad de tres dígitos que se encuentra en la parte posterior de la tarjeta. Con esta información, un estafador podría realizar compras en línea, retirar dinero de nuestra cuenta o incluso solicitar préstamos a nuestro nombre.

¿Qué datos no se deben dar de la tarjeta de débito?

Además de los 16 dígitos de la tarjeta, hay otros datos que nunca debemos proporcionar por teléfono o en línea. Estos incluyen el código de seguridad de tres dígitos, el número de cuenta completo y la fecha de vencimiento.

También debemos tener cuidado con cualquier solicitud de información personal, como nuestro número de seguridad social o nuestra fecha de nacimiento.

¿Qué pueden hacer con los números de la tarjeta?

Los estafadores pueden utilizar los números de nuestra tarjeta para realizar compras en línea o por teléfono, retirar dinero de nuestra cuenta o solicitar préstamos a nuestro nombre. También pueden utilizar nuestra información personal para abrir cuentas de crédito o realizar otras transacciones financieras.

¿Qué hacer en caso de ser víctima de fraude a través de la tarjeta de débito?

Si sospechamos que hemos sido víctimas de fraude a través de nuestra tarjeta de débito, debemos actuar rápidamente para minimizar el daño. Lo primero que debemos hacer es contactar a nuestro banco o emisor de la tarjeta para informarles del fraude y solicitar la cancelación de la tarjeta. También es importante revisar nuestras transacciones recientes para identificar cualquier actividad sospechosa y disputar cualquier cargo no autorizado.

¿Qué se puede hacer con los últimos 4 dígitos de mi tarjeta?

Aunque los últimos 4 dígitos de nuestra tarjeta no proporcionan acceso completo a nuestra cuenta, pueden ser utilizados por los estafadores para verificar nuestra identidad en algunas transacciones. Por lo tanto, es importante proteger toda la información de nuestra tarjeta, incluyendo los últimos 4 dígitos.

Conclusión