¿Qué pasa si conecto un parlante de 8 ohms?

Si eres un amante de la música o trabajas en el mundo del sonido, es probable que te hayas preguntado alguna vez qué pasaría si conectas un parlante de 8 ohms. La respuesta a esta pregunta no es tan sencilla como parece, ya que depende de muchos factores. En este artículo, vamos a explorar todas las posibilidades y explicar todo lo que necesitas saber sobre el tema.

¿Qué es la impedancia?

Antes de profundizar en el tema, es importante entender qué es la impedancia. La impedancia es la medida de la oposición que ofrece un circuito eléctrico al flujo de corriente alterna. En otras palabras, es la resistencia que presenta un circuito a la corriente eléctrica.

En el caso de los parlantes, la impedancia se mide en ohms (Ω). Los parlantes tienen una impedancia nominal, que es la impedancia a la que están diseñados para funcionar. Los valores más comunes de impedancia para parlantes son 4, 8 y 16 ohms.

¿Qué pasa si pongo parlantes de 8 ohms?

Si conectas un parlante de 8 ohms a un amplificador que tiene una impedancia de salida de 8 ohms, no debería haber ningún problema.

El amplificador y el parlante estarán trabajando en la misma impedancia, lo que significa que el amplificador entregará la potencia adecuada al parlante.

Sin embargo, si conectas un parlante de 8 ohms a un amplificador que tiene una impedancia de salida de 4 ohms, el amplificador entregará más potencia al parlante de la que debería. Esto puede dañar el parlante y el amplificador a largo plazo.

Por otro lado, si conectas un parlante de 8 ohms a un amplificador que tiene una impedancia de salida de 16 ohms, el parlante recibirá menos potencia de la que debería. Esto puede hacer que el sonido sea más débil y menos claro.

¿Qué es mejor mientras más ohms o menos?

No hay una respuesta clara a esta pregunta, ya que depende de muchos factores. En general, los amplificadores con una impedancia de salida más alta (como 16 ohms) entregan menos potencia, pero también son más estables y menos propensos a dañar los parlantes.

Por otro lado, los amplificadores con una impedancia de salida más baja (como 4 ohms) entregan más potencia, pero también son más propensos a dañar los parlantes. Además, los parlantes con una impedancia más baja también suelen ser más eficientes y entregar más potencia.